Volver

                

TODO LO QUE BRACEA ES ORO
        

      

La natación chilena posee tres medallas panamericanas y todas colgaron de un mismo cuello. Dos días después de conquistar el bronce en los cuatrocientos metros, la representante olímpica chilena Kristel Kobrich ganó el oro en Guadalalajara 2011 en México en la final A de los ochocientos metros estilo libre para así repetir su título de Santo Domingo 2003.

  

Radicada en la Argentina ya que entrena en la ciudad de Córdoba bajo la guía técnica del profesor Daniel Garimaldi, la fondista de veintiséis años cumplidos el pasado 9 de agosto se llevó la victoria al nadar los ochocientos metros en 8 minutos, 34 segundos y 71 centésimas a tanto sólo seis centésimas del récord panamericano que se mantiene imbatible desde el triunfo de su par estadounidense Kaitlin Sandeno en la cita canadiense de Winnipeg 1999.

      

“El tiempo, el lugar y las circunstancias fueron ideales, salió todo muy bien, me voy cansada pero muy contenta”, sostuvo Kobrich tras superar por cuatro segundos a su escolta, la estadounidense Ashley Twichell, segunda con 8m39s39 por delante de la venezolana Andreína Pinto, tercera con 8m44s45. Si bien ya completó su participación en pruebas de pileta, nuestra nadadora no dejará de bracear en esta 16º edición de los Juegos Panamericanos porque la semana próxima será una de las candidatas al podio del maratón acuático, los diez kilómetros en aguas abiertas que se llevarán a cabo en las playas de la subsede de Puerto Vallarta.

 

Fuente : El Depornauta

    

     
 

Volver